El baño es una estancia del hogar en la que, dada sus reducidas dimensiones, el espacio juega un papel crucial, por lo que es primordial mantener una máxima ordenación dentro del mismo. Suele suceder, que al terminar de amueblarlo, olvidemos situar detalles tan importantes como los toalleros y que, una vez finalizada la ordenación, no encontremos el lugar adecuado donde colocar las toallas en el baño.

Uno de los puntos que debemos tener en cuenta a la hora de ubicar estos elementos, es que deben encontrarse relativamente cerca de las zonas de aseo, de forma que su utilización resulte lo más cómoda y funcional posible.

Situar las toallas en el lugar adecuado es importante, ya que deben mantenerse siempre al alcance de la mano y secas. Una mala disposición de estas contribuirá a que visualmente, el espacio resulte en un baño desordenado, por ello es importante que se encuentren bien organizadas y correctamente colocadas.

Si sabes como sacarle partido a cualquier accesorio, puedes convertir este complemento en una decoración destacable de tu cuarto de baño. Veamos algunas opciones que te ayudarán a ahorrar espacio en esta estancia de forma decorativa:

Adaptado al lavabo o la encimera

Existen muebles de baño en los que, de manera integrada, podemos situar este elemento en el frontal de la estructura del lavabo para tener las toallas de uso diario siempre a mano.

Mueble de baño Nature – ROCA

En los laterales o la pared

De igual forma, si no queremos mermar la estética de nuestro mueble o encimera, podemos optar por colocar las toallas en alguno de sus laterales o directamente en la pared del baño.

Perchas

Esta solución es una de las más sencillas y minimalistas; si no eres partidario de hacer agujeros o realizar instalaciones complejas, esta opción es perfecta para ti, ya que estos colgadores también pueden engancharse mediante ventosas.

Percha Tempo – ROCA

En las puertas

Una de las opciones más versátiles. Los espacios de detrás o delante de las puertas pueden aprovecharse al máximo si sabes cómo. Además, la instalación de este tipo de colgadores tampoco es complicada, siendo, de hecho, la más sencilla.

Toallero + Repisa

Ideal si tu familia es numerosa y dispones de muchas toallas ya que puedes colgarlas de forma estirada en la parte inferior para que se sequen y apilarlas en la parte superior.

Cajones o cestas

Guardar las toallas en cajoneras es una buena opción si lo que buscamos es algo discreto. También podemos optar por cestas apiladas o dispersas por los estantes o en el suelo.

Radiador toallero

Durante el invierno, secarse con una toalla caliente se agradece. Además de realizar la función de radiador, estos dispositivos pueden utilizarse como un complemento de baño altamente estético y funcional.

Toalleros de pie o escaleras

Si lo que queremos es darle más protagonismo a este elemento, los toalleros de pie o las escaleras son una opción muy decorativa y, además, portátil. Aunque si tu baño es de reducidas dimensiones, es mejor evitar las opciones exentas.

Estantes superiores o repisas

Siempre queda algún espacio muerto que podemos aprovechar instalando un estante o repisa de ordenación como, por ejemplo, en la zona superior de la puerta o del WC.

Estantería Cambrian

Infinitas posibilidades

Utilizando la imaginación, puedes crear infinitas opciones para ordenar las toallas en el baño: con una barra y dos cuerdas tipo trapecio, encima de alguna superficie como el mueble de lavabo, mediante una barra infinita, etc.

Te invitamos a compartir el resultado de tu inspiración a través de nuestras cuentas de Instagram o Facebook.

Visita nuestras exposiciones de San Miguel, Adeje y La Laguna o visita nuestra web y obtendrás las mejores ideas para reformar tu baño.

Productos recomendados en este artículo

Más ideas de categoría